AULAS SIN LÍMITES

¿Cómo volver a las aulas? Entornos alternativos para el aprendizaje

La experiencia educativa tiene un nuevo enfoque, es indudable que el cambio y la transformación de cotidianidades es una realidad.  Hemos experimentado como sociedad una catarsis de lo establecido. Esta nueva sociedad debe empezar por tener en cuenta a los demás y por reconocer que nuestros espacios, lugares y ciudades son un lienzo en blanco si no hacemos uso de ellos, si no los recorremos, si no los vivimos. 

¡LAS CIUDADES NO TIENEN SENTIDO SIN SUS HABITANTES!

Hoy las emociones sociales y la conciencia espacial de lo que nos rodea tiene otra interpretación.  

El distanciamiento social y los protocolos de cuidados entre las personas son un reto para experimentar los lugares desde una perspectiva diferente.

Ya no hay excusa… EL MUNDO AL REVÉS tiene que ser la motivación para nuevos aprendizajes sociales y por lo tanto para HACER CIUDAD.

Aprovechando la capacidad de síntesis de lxs niñxs, su disposición a la reflexión y a la permanente actitud transformadora con la que reaccionan; la misión es mantener esa curiosidad ante los retos mediante procesos creativos que generen AFECTIVIDAD HACIA EL CAMBIO y  compromiso no dejar de lado lo más significativo.

Los espacios educativos son, tal vez, los más afectados por esta nueva perspectiva de futuro. La cuestión es: ¿cómo volver a las aulas? Efectivamente, creando entornos seguros para el aprendizaje.  

Lo que significa tener la OPORTUNIDAD de aprender en múltiples espacios.  La dimensión de las aulas se puede ampliar, casi triplicarse, si concebimos  EL ENTORNO DE APRENDIZAJE más allá de los límites físicos del aula.  Incluir el Espacio Público como lugar de aprendizaje es la principal herramienta de trabajo off-line de la que dispone la comunidad educativa.

En este sentido, transformar el aula no significa invertir grandes cantidades de dinero ampliando las instalaciones de los centros educativos.  Por el contrario, significa MUTAR, SER PERMEABLES AL CAMBIO, dar protagonismo a la experiencia urbana como método de aprendizaje.

La ciudad también nos habla, transmite sensaciones, evoca recuerdos, da seguridad o nos inquieta, no nos deja indiferentes…(1) todo un mundo de aprendizajes y métodos pedagógicos novedosos que incluyen la imaginación, la autonomía, el interés, la participación, etc.

(1) El maestro y pedagogo Loris Malaguzzi, fundador de las escuelas Reggio Emilia, ya introdujo el concepto del “tercer profesor”, defendiendo que los niños tienen tres tipos de maestros: los adultos (padres, profesores y familiares), los otros niños (sus compañeros de colegio y amigos), y el entorno construido (su colegio, su casa, su ciudad). Con este “tercer profesor” se refería al ambiente como un espacio educativo que influye en el proceso de aprendizaje. “El ambiente “habla” y nos transmite sensaciones, nos evoca recuerdos, nos da seguridad o nos inquieta, pero nunca nos deja indiferente” (María Lina Iglesias, 2008).

La transformación implica ser PARTE DE UN PROCESO.  La buena noticia es que ya hemos comenzado. Hace dos meses que la reflexión ha sido fuente habitual del día a día de la cuarentena. Creo que poco queda por meditar, cavilar, calcular, considerar, deliberar, discurrir, especular, observar, pensar, recapacitar… a la final tanto razonar produce LETARGO si no pasas a la ACCIÓN. 

Enfrentar estos retos será cuestión de planificar un futuro incierto, pero si invertimos tiempo en analizar y entender las características propias del entorno escolar, conseguiremos ampliar los límites del aula y promover espacios educativos vivos.  Conectar y relacionar ESCUELA – PATIOS – BARRIO – CIUDAD, crear interacciones y entender la interdependencia mutua.

Desde HABITANDOvoy queremos acompañar este nuevo transcurrir, para ello planteamos el siguiente itinerario de actuación que conlleva a un camino progresivo en el cual necesitaremos los unos de los otros.  El cambio no es lineal, es adaptativo y necesita diferentes momentos de análisis, diseño, implementación y evaluación. 

Queremos incorporar procesos urbanos a la metodología educativa utilizando el contexto urbano como herramienta pedagógica de aprendizaje vivencial. ¿Qué puedo enseñar si me llevo la clase al parque o la plaza o a la calle? Para ello es necesario determinar las características de esos espacios públicos, entender cómo pueden ser utilizados como posibles lugares de aprendizaje que complementen y faciliten la enseñanza, en especial en estos momentos de escasez de espacio en los centros educativos.

¿TE INTERESA SER PARTE DE LA SOLUCIÓN?

QUIERES PARTICIPAR… ESCRÍBENOSHaz Click Aquí