El espacio urbano no es responsabilidad exclusiva de una sola persona, es un proyecto colectivo que debe aspirar a construir ciudades más inclusivas.